Sin duda éste es el peor de los escenarios posibles, en el que Ahrimán ha conseguido su propósito de anticipar su encarnación al año 1998, o incluso antes, y actuar conjuntamente con las fuerzas de Sorat. No hay que olvidar que Ahrimán desea una raza de esclavos, y que si uno se deja vencer por su fuerza disuasoria, efectivamente se convierte en ello. Frente a esa raza de esclavos están aquellos otros poseídos por Sorat.

Robert Powell y Kevin Dann en su obra Cristo y el Calendario Maya nos hablan sobre esta relación:

Aquí es posible ver cómo los impulsos de Sorat y Ahrimán convergen: ambos tienen la ´intención de barrer todo lo espiritual´. Aunque sus enfoques son diferentes, ya que actúan en diferentes niveles. El enfoque de Ahrimán es más por medio de la fuerza bruta del puro poder político, financiero y militar, para obtener el dominio del mundo —el dominio del pleno espectro es el término moderno— mientras que la forma de Sorat es más sutil, apelando al «Yo» del ser humano. Para lograr su meta a largo plazo, en la actualidad Sorat se está aliando con la encarnación de Ahrimán, tratando de hacer uso de lo que proviene de esta encarnación como algo sobre lo que pueda construir en el futuro de forma que eventualmente llegue al poder y se convierta en Dios11.

LA MISIÓN DE GATSBY

En uno de nuestros últimos encuentros saqué a relucir el tema de las distintas religiones en el mundo.

—Sí…, las religiones. Unificarlas es una de las misiones que debo cumplir.

Se expresó sin demasiado ánimo, como si la falta de progreso le pesara verdaderamente. Sinceramente, no me es posible imaginar a Gatsby encabezando un determinado colectivo de personas. Pensar de esa manera es no conocer en nada las fuerzas que vivían en él, es no conocer su misión. Sus miras vestían siempre ropajes muy amplios. La forma cómo se relacionaba con otras personas, cómo adaptaba el lenguaje y los gestos a su entorno, cómo se podía hacer entender por personas muy dispares, te hacía pensar que de lo general venía a extraer espíritus afines a sus objetivos.

Gatsby poseía un gran poder de convicción y seducción. Por su medio podía reconducir y orientar las almas de personas muy distintas entre sí. He conocido a personas que han llegado a cambiar su orientación vital y profesional después de una pequeña charla. Han encontrado en las ideas transmitidas por Gatsby una seguridad que nunca tuvieron en las suyas propias. Las palabras de Gatsby tienen el poder de resonar aun pasado el tiempo.

Si tuviera que describir el gesto anímico que percibía en Gatsby en relación con su misión respecto al mundo de los negocios, al mundo económico y financiero, ese mundo de poder que tiene bajo su yugo el mundo del Derecho y del Espíritu, tendría que señalar cómo Rudolf Steiner entró a formar parte de la Sociedad Teosófica de tendencia orientalista para extraer de ella aquellos elementos susceptibles de ser sanados, de ser correctamente orientados.

El drama de Gatsby, y no solo de él, es haber sido ahogado, inutilizado, como si la realidad de su vida, de lo que aquí cuento, no fuera más que un nebuloso sueño. Pero esto no siempre será así.

____________________

11. Rudolf Steiner, Tres Corrientes en la Evolución de la Humanidad: «El objetivo del ser que esperaba intervenir en el año 666 era convertirse en Dios».